Teléfono

5556123702

Correo electrónico

curso@cenvi.mx

Horario comercial

Lun - Sab: 9AM - 6PM

Comenta Alberto B:

«Hay momentos en los que parece que la vida no mejorará sino que más bien irá a peor. Eso sucedió con mi sueño. Muchos años durmiendo bien hasta que un agotamiento por exceso de trabajo y responsabilidades truncó mi estabilidad nerviosa y caí en una depresión que con dificultades me permitía trabajar. Mi sueño era errático, inconsistente y discontinuo. Mis pocas fuerzas a veces se veían disminuidas por los ataques de ansiedad y la depresión.
Poco a poco fui mejorando a «saltos», pero quedaron unas cicatrices nerviosas que con un poco de ruido, movimiento o inestabilidad no me permitían dormir. Evidentemente el psiquiatra me dio pastillas que me producían un sueño que podría describir como «químico» y a su vez adictivo. Sólo pensar en la pastilla ya no podía dormir, era una necesidad obligada. Sin ellas, mis compañeras las pastillas, no había sueño.
Tras varios años subiendo, e intentando bajar las dosis, una amiga, espero que pronto sea mi mujer, me aconsejó vivamente que probara la terapia floral.Tras 3 o 4 semanas compaginando pastillas y terapia floral y en una época donde había tranquilidad y cierta estabilidad en todos los aspectos de la vida, me decidí experimentar un descenso paulatino en el uso de las pastillas… no hubo ningún problema: el sueño pasaba a ser sueño, el sueño de siempre, con momentos malos y otros buenos, sintiéndome descansado la mayoría de las veces y otras con muchas ganas de quedarme unas horitas más abrazado a mis cálidas sábanas.
En un mes más ya me decía mi cerebro ¿por qué tomas cosas químicas? Y las dejé, a las que he llamado mis amigas de viaje. Ahora las guardo, quizá terminen en un museo para que dentro de unos años algunos digan que en el siglo XX para dormir tomaban pastillas y tenían sueños robóticos. He vuelto a sonreír en mis sueños y ahora sueño en una nueva vida.»

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *